Información para pacientes
Lactancia
Cronología de estudios
Ultimos preparativos
Ecografía 2D
Ecografía 3D / 4D
Doppler materno-fetal color
Marcadores cromosómicos
Punción de vellocidades coriales
Amniocentesis
Aumento de peso en el Embarazo
Gametogénesis
Lactancia

Líquido Amniótico

Modificaciones de la piel en el Embarazo
Modificaciones en el Embarazo

Puerperio normal

Gestación


PUERPERIO NORMAL

Es un periodo de trasformaciones progresivas de orden anatómico y funcional que hacen regresar paulatinamente todas las modificaciones graviditas y que se opera por un proceso de involución hasta casi restituirlas a su estado primitivo.
Solo la glándula mamaria hace excepción a lo expresado, puesto que alcanza gran desarrollo y actividad.
La duración del puerperio seria aproximadamente 60 días. Se lo divide en:.
PUERPERIO INMEDIATO
Abarca las primeras 24 hs.

-La mujer experimenta una sensación de alivio y bienestar; La facie es tranquila y coloreada.
- Puede sentir alguna molestia como quemadura a nivel vulvar y dolor en cara anterior e interna de muslos, debido a la fatiga muscular.
- La puérpera puede sentir un escalofrió acompañado de un temblor generalizado con castañeteos de dientes y palidez (de carácter Benigno).
PUERPERIO MEDIATO O PROPIAMENTE DICHO
Comprende los primeros 10 días.

- Corresponde al periodo de máxima involución de los órganos genitales, de mayor derrame loquial y de instalación de la secreción láctea.
- La involución uterina se extiende hasta la aparición de la primera menstruación. Pero en este lapso es tan rápida que a la semana ha disminuido su peso a la mitad. La altura uterina regresa a razón de 2 cm por día.
- Los genitales externos retoman su aspecto normal con rapidez; las varices vulgares se borran y casi desaparecen; la vagina recupera su tonicidad.
- Las pigmentaciones de la piel de la cara, senos y abdomen se aclaran lentamente.
PUERPERIO ALEJADO
Se extiende hasta los 45 días y finaliza muchas veces con el retorno de las reglas.

-Concluye la involución genital.
-Si no se ha puesto en práctica la lactancia, sobreviene la primera menstruación.
PUERPERIO TARDÍO
Desde los 45 a los 60 días.

- Corresponde a la mujer que amamanta.
- Marcado por el retorno de las reglas, es sumamente impreciso.
EXAMEN CLÍNICO. Estado general.
La facie es tranquila y coloreada. El estado general, si el caso es normal debe ser perfecto.
El pulso es regular y la presión arterial es normal, a veces un poco baja. El pulso varía transitoriamente por la emotividad de la madre. Su aceleración permanente constituye el signo más precoz de infección puerperal o de trombosis.
La temperatura rectal es normal; permanece alrededor de 37 ºC. La temperatura axilar puede elevarse con el comienzo de la secreción láctea.
Exite una perdida de peso de 4 a 6 kg. La puérpera suele tener una transpiración profunda. Con ella y con la abundante excreción de orina se elimina el agua acumulada durante el embarazo.
Los eritrocitos y la hemoglobina disminuyen ligeramente la primera semana. La leucocitosis es elevada y se asocia a la linfositopenia y eosinopenia.
Abdomen: Las paredes abdominales están particularmente fláccidas, por debajo de la piel se notan los músculos adelgazados. La falta de tonicidad de la pared abdominal y el vacio dejado por la evacuación uterina hace muy fácil la palpación del útero.
Durante el embarazo deja de producirse ovulación, y en cambio el cuerpo amarillo persiste funcionando en el ovario durante las primeras 6 o 7 semanas de la gestación. Antes de ese período la remoción quirúrgica de los ovarios produce una brusca caída de los niveles de progesterona y el consiguiente aborto (Csapo AI , 1973). Luego de la 7º semana la extirpación del cuerpo amarillo no produce el aborto. El cuerpo lúteo del embarazo también está encargado de la secreción de relaxina, junto con la placenta y la decidua parietal. La función de la relaxina en el embarazo aún no es totalmente clara, pero parecería cumplir una función en el reblandecimiento y borramiento cervical (Evans MI , 1983).
Durante los 12 primeros días el útero tiene una ubicación abdominal. A la palpación debe ser indoloro. Cuando el útero es sensible, es siempre anormal.
Pasados los 12 días el útero desaparece a la palpación y se hace intrapelviano. Cuando hay infección la involución se detiene.
Los entuertos son dolores producidos por las contracciones uterinas del puerperio. Se presentan generalmente en las multíparas y son de intensidad variable, desde una sensación de pellizcamiento hasta un cólico violento que se propaga hacia la región lumbar. Se producen, sobre todo, al comienzo de la succión. Son intermitentes, coinciden con el endurecimiento del útero y son seguidos por una pequeña perdida vaginal. Si perduran mas de 3 días, deben hacer pensar en la retención de algún resto placentario.

Región Anoperineovulvar:
El ano puede presentar un rodete hemorroidal.
Los genitales externos a causa de la imbibición gravica, se hallan edematosos. La roturo himenal es visible en la primípara. Los músculos del perine están fláccidos y permiten que la vulva quede entreabierta.
Loquios: Durante el puerperio hay una eliminación liquida por la vulva formada por sangre que mana de la herida placentaria y de las excoriaciones del cuello y vagina, a la que se agregan el liquido de exudación de dichas lesiones, fragmentos de caduca en degeneración grasa y las células de descamación de todo el trayecto genital.
Corresponde estudiar la duración del derrame, su cantidad, aspecto, composición, olor y significación clínica. Por regla general el flujo loquial dura alrededor de 15 días, aunque muchas mujeres tengan perdidas serosas hasta el retorno de la menstruación.

Glándula mamaria:
Los senos se vuelven turgentes, duros, a veces muy dolorosos y con aumento visible de la red venosa subcutánea.
Los fenómenos generales se caracterizan por ligero malestar, sed, discreta taquicardia y pequeña elevación de la térmica. Este estado dura de 24 a 48 horas, a cuyo termino cesan los fenómenos congestivos para instalase la secreción láctea.
Evacuación de los emuntorios:
La falta de tonicidad de la pared abdominal, la permanencia en cama y la inflamación de las hemorroides provocan con frecuencia una paresia fisiológica y temporaria del tracto intestinal. Luego de un parto normal y con frecuencia después de uno distócico, hay retención urinaria con sobredistencion de la vejiga. Otras veces hay dificultad en la micción o incontinencia debido a la hipotonía del esfínter vesical.
La atonia intestinal y urinaria desaparece en pocos días.
CUIDADOS GENERALES
Los primeros días se deberán controlar cuidadosamente los signos vitales (temperatura, pulso y tensión arterial).
El levantamiento precoz de la puérpera, evita la estasis sanguínea y previene el peligro de complicaciones venosas; además favorece la función intestinal y vesical, restablece la tonicidad de los músculos abdominales y actúa favorablemente sobre el derrame loquial y sobre la involución del útero.
Para la higiene corporal se procederá al baño de ducha y se evitara el de inversión.
Las relaciones sexuales no deben iniciarse antes de la 1ª a la 6ª semana.
La puérpera lactante requiere una dieta incrementada en calorías y proteínas.

CUIDADOS LOCALES
Se debe realizar un simple lavado externo con agua hervida y jabón, de la región anoperineavulvar, 1 vez al día. Al agua se le puede agregar una solución desinfectante y desodorante.
Terminada la limpieza es necesario colocar un aposito estéril.
La episiotomía debe mantenerse seca y aséptica.
Para calmar los entuertos exiten antiespasmódicos y analgésicos.
La constipación durante las primeras 48 horas es casi fisiológica y debe respetarse. Si exite retensión de orina, se hará todo lo posible para inducir a la puérpera a orinar utilizando medios sugestivos para facilitar la micción.
Los pezones requieren su limpieza (lavado antes y después de cada mamada) y la atención de sus fisuras con sustancias emolientes.

Subir
Calle 19 Nº 53 - La Plata, Provincia de Buenos Aires - Tel.: ( 0221 ) 427 5427 / 483 8270